Un rabino asegura que, según la Torá, el fin de mundo llegará el 21 de diciembre de 2021