Algunos jóvenes, muy molestos con la campaña de la Comunidad de Madrid sobre el uso de las mascarillas