Mañana no hay clase: los más jóvenes celebran el cierre de los centros educativos