Maya Lu tiene 9 años y probablemente sea la tatuadora profesional más joven del mundo