Sus amigos se rapan el pelo con él para solidarizarse en su lucha contra el cáncer: "Por lo que nos queda por vivir"