Jenna ha dejado su trabajo con 21 años para dedicarse a ser un perro en internet y ganarse un dineral al mes