Un enfermero de la UCI, tras escuchar los gritos de un botellón desde el hospital: "La libertad que quieren algunos energúmenos"