"Voy a meterme el dedo en la nariz": la frase de Fernando Simón a la que todos intentan buscar una explicación