Un padre que donó el corazón de su hijo recibió el mejor regalo: un osito de peluche con su latido

Un padre que donó el corazón de su hijo recibe el regalo más emotivo: un osito de peluche con su latido