Una pizzería cobra un extra a los clientes que quieran que el repartidor les mire a los ojos y les diga que todo estará bien

Pizza