Un concurso premiará con 100.000 dólares a quien consiga aguantar 365 días sin móvil