Se ofrecen 3.500 euros por probar parques de atracciones como Disney World o Universal Orlando