El enigma del homenaje a los sanitarios: se convoca a las 20:00 pero aplaudimos a las 19:58