Un grafiti en Valencia homenajea el ataque de tos de Fernando Simón con una almendra