Una teoría de conspiración tiene pruebas de que Greta Thunberg podría haber vivido hace 120 años