Las mascarillas con apariencia de copa de sujetador se agotan en Japón nada más salir a la venta