El pollolo llega a Chueca y ofrece a los clientes refrescarse de otra manera en verano