Reto pictórico: la mano que se ha hecho viral porque nadie consigue dibujarla