Existe una versión japonesa de 'Oye el boom' de Bisbal y es tan fuerte como la original