Jaime y su hija se disfrazan a diario para alegrar la cuarentena a todos: "Hay que ayudar con lo que esté en nuestras manos"