Dejé de depilarme el vello púbico en 2015 y qué a gusto me he quedado