En el trabajo, en las redes sociales o en la calle: hemos sido discriminadas por ser mujer