La Terremoto de Alcorcón y La Prohibida tienen una tumba lista para ser enterradas