Trabajo de ensueño: ofrecen 100.000 euros al año por cuidar de una isla privada en Bahamas