Por qué deberías seguir a Cher en Twitter