La obra más cara de Arco cuesta 15 millones de euros