Bar y protectora de animales: en The Doger Café puedes jugar con cachorritos o adoptarlos