Alejandra, Belén y Leire hablan abiertamente del maltrato psicológico que sufrieron en la adolescencia