Perdió la vista por ponerse pestañas postizas: los peligros de la última moda en belleza