Lo mejor para que se pase el catarro es tomar una buena taza de chocolate caliente, según un estudio