Resolvemos el misterio de si una manzana te despierta más que un café