La bacteria 'comegenitales' llega a Europa: cómo protegerse de esta nueva enfermedad sexual