El vello púbico está ahí por una razón: los ginecólogos advierten sobre la depilación irreversible