Con forma de cono, champiñón o espárrago: los tipos de pene más comunes