Frente al encierro, un poco de humor: la crisis del coronavirus está dejando personajes muy graciosos