Los gatos con pelo rizado existen y son demasiado bonitos para ser reales