Una chica comparte el tatuaje con el que cubre sus autolesiones y decenas de jóvenes siguen su iniciativa